Gestión de residuos no peligrosos

Los residuos no peligrosos son aquellos que proceden tanto de los domicilios como de las empresas y que son susceptibles de valorización sin riesgo para el medio ambiente. En su mayor parte se generan en las empresas como resultado de los procesos de fabricación, son restos de producción no aprovechables y que requieren su retirada aplicando una gestión adecuada en función de la naturaleza del residuo. Destacan residuos tipo papel/cartón, plásticos de diferente tipología, metales, madera, corcho, tejidos, vidrio…etc.

A diario se generan toneladas de residuos y no todos son nocivos, que se conocen como residuos no peligrosos.

Como parte de nuestra gama de servicios, en SMV ofrecemos la gestión de residuos no peligrosos. Nos encargamos de la recolección y adecuada valorización de los mismos, avalados por la autorización 460/V/RNP/CV de la Consellería de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente.

Estos residuos pueden dividirse en urbanos, industriales inertes, de construcción o demolición y valorizables.

Los residuos no peligrosos pueden presentarse en estado sólido o semisólido. Algunos de estos son biodegradables, como vegetales, residuos alimenticios no infectados, algunos plásticos, detergentes biodegradables y madera, entre otros.

Estos elementos se descomponen naturalmente gracias a la acción de organismos vivos como lombrices, hongos y bacterias.

Residuos urbanos e industriales inertes

Los residuos no peligrosos urbanos son aquellos que genera cada domicilio, oficina o comercio. También se les llama residuos ordinarios o comunes porque se crean tras el desempeño normal de las actividades cotidiana.

Algunos objetos que pueden formar parte de esta clasificación son material de barrido, vasos y platos desechables, papel higiénico y servilletas.

En el caso de los residuos industriales inertes nos referimos a los que no experimentan transformaciones físicas, químicas o biológicas.

Estos no se descomponen ni pueden transformarse nuevamente en materia prima. Ejemplo el papel carbón, el papel de fax, los adhesivos, algunos plásticos, escombros y maquinaria en desuso.

Residuos valorizables

Cuando se llevan a cabo construcciones y/o demoliciones se generan muchos desechos y escombros que no se consideran peligrosos.

Nuestra empresa también puede encargarse de su correcta recolección, transporte y tratamiento o eliminación, en caso de ser necesario.

Por otro lado, los residuos no peligrosos valorizables (que se pueden reciclar) son cartones, plásticos y papel de embalaje, entre otros elementos.

Es común desechar papeles, cartones, vidrio, telas, radiografías y equipos obsoletos o en desuso.

En SMV tenemos especialistas dedicados a reciclar todos estos materiales, lo que nos permite seguir colaborando con la preservación del medio ambiente.

Recolección de residuos

Servicios Medioambientales de Valencia pone a disposición una gran flota de camiones y contenedores de diverso tipo con el fin de adaptarnos a las necesidades de los clientes que requieran recolección de residuos, bien sean peligrosos o no peligrosos.

Nuestra flota y procedimientos están avalados por las autorizaciones 509/T01/CV y 973/T02/CV que nos permiten desarrollar nuestras actividades con seguridad y profesionalidad.

¿Qué son los residuos industriales?

Los residuos industriales se derivan de los procesos de fabricación o de transformación propios del ámbito industrial. Pueden ser sólidos, líquidos o una combinación y no pueden recibir el mismo trato que los residuos sólidos domésticos.

Pueden ser peligrosos por su potencial contaminante, como por ejemplo envases contaminados, aceites, residuos sanitarios, trapos, sepiolita, filtros de aceite, baterías o lodos.
También pueden ser no peligrosos, como cartón, plástico, chatarra, muebles, colchones y madera, entre otros.

La gestión de residuos industriales consiste en la recolección, transporte y tratamiento de los residuos derivados de la actividad industrial.

En SMV realizamos la gestión integral de los residuos industriales con nuestra flota de camiones y contenedores, que permiten adaptarnos a los requerimientos de cada cliente del sector industrial.

Tratamientos a los que se someten los residuos industriales

Los residuos industriales peligrosos implican grandes riesgos para el medio ambiente, por lo que su transporte y tratamiento debe realizarse por personal cualificado y con la tecnología adecuada para tal fin.

Algunos tratamientos aplicados a los residuos industriales son los siguientes:

Los residuos se someten a la acción degradadora de agentes microbianos o de fermentación. Este proceso de eliminación de residuos se aplica, por ejemplo, a lodos de refinería.

Incluye decantación, filtrado, centrifugado, sedimentación y destilación. Gracias a estos procesos algunos residuos disminuyen su toxicidad y pueden reutilizarse. Por ejemplo, el centrifugado se usa para separar líquidos oleosos en el tratamiento del agua.

Los residuos se someten a la acción de sustancias químicas para eliminar su potencial contaminante o para reutilizarlos. Un ejemplo es la utilización de exceso de solución de cal para precipitar metales pesados.

Es uno de los más eficaces para desaparecer o reducir los residuos químicos industriales, atendiendo siempre a la generación de cenizas y gases al exterior.

Beneficios de reciclar residuos industriales

  • Se cuida el medio ambiente al hacer una correcta gestión de los desechos industriales, de tal forma que no entren en contacto con el agua, suelo o aire.
  • Hay un mejor aprovechamiento de los recursos con el consecuente ahorro de materias primas.

SMV Expertos en tratamiento de residuos