smv

NOTICIAS

El reciclaje de los deshechos industriales

Metales de desecho en contenedor

¿Por qué es importante una correcta gestión de residuos industriales?

La generación de desechos es una problemática que atañe a casi la totalidad de las industrias a nivel mundial. Una vez la materia prima se transforma en un producto terminado, se hace imprescindible la correcta gestión de residuos industriales.

La gestión de residuos industriales se lleva a cabo con la intención de mantener los residuos en óptimas condiciones para su transporte. El tratamiento que se aplica depende de la naturaleza de los residuos, y del reciclaje y/o disposición final de dichos residuos.

 

¿Qué son los residuos industriales?

Los residuos industriales son el resultado de procesos de fabricación o transformación de materias prima, bien sea en estado sólido, líquido o combinación de ambos, y que por sus propiedades físicas, químicas o microbiológicas no pueden asimilarse a los residuos sólidos domésticos.

Para una correcta gestión de residuos industriales es necesario poder diferenciar los tipos de desechos que existen. Hay distintas características para categorizar los desechos: se tiene en cuenta su composición, su origen y su nivel de peligrosidad.

En el caso específico de los desechos de origen industrial según su peligrosidad, podemos diferenciar tres grandes grupos: inertes, peligrosos y no peligrosos.

Residuos industriales inertes

Este tipo de residuos se caracteriza por no presentar cambios estructurales marcados. Su composición química, biológica y física permanece prácticamente igual en el tiempo.

Estos desechos no son combustibles ni biodegradables. Además, son elementos que no generan contaminación, dado que no reaccionan ni positiva ni negativamente ante el contacto con otro tipo de compuestos.

Dentro de los residuos inertes se encuentran los escombros, la grava y la arena, entre otros.

Residuos industriales tóxicos o peligrosos

Son todos aquellos desechos que no son degradables en la naturaleza y, como su nombre lo indica, en altas concentraciones son perjudiciales para la salud de las personas y el ambiente; es decir, son contaminantes.

Se trata de sustancias que son inflamables, corrosivas, tóxicas o pueden derivar en reacciones químicas.

Descubre más sobre la gestión de estos residuos peligrosos.

 

Residuos industriales no peligrosos

Estos desechos no representan un riesgo para el medio ambiente. Se trata de compuestos que pueden ser valorizados más fácilmente.

Este tipo de residuo genera un impacto negativo a nivel visual cuando no se gestionan correctamente.

El tipo de residuo generado depende de la industria donde el desecho se origine, y su posterior tratamiento dependerá de la naturaleza del mismo.

Dentro de esta categoría destacan el papel, el cartón, el metal y el plástico, siempre que estén libres de cualquier sustancia contaminante.

Descubre más sobre la gestión de residuos no peligrosos.

 

Tipos de gestión de residuos industriales

En ocasiones, las industrias no cuentan con las herramientas o recursos necesarios para hacer la adecuada gestión de residuos industriales. Por lo tanto, derivan o contratan a un gestor de residuos para la realización de dicho proceso.

Pero, ¿qué es un gestor de residuos? Resumiendo, un gestor de residuos es una persona o entidad que se encarga de tramitar cualquiera de las operaciones que componen la gestión de los residuos, sea o no el productor de los mismos.

Una de las principales funciones del gestor de residuos industriales es realizar el tratamiento adecuado para cada tipo de desecho.

Para ello, el gestor de residuos debe cumplir con una estricta legislación y regulaciones, además de ejecutar unas medidas rigurosas y específicas de seguridad que garanticen la efectividad de su tratamiento.

En este sentido, la gestión de residuos industriales consiste en someter los residuos a una serie de procesos de transformación que permitan su reutilización como materia prima o su disposición final, eliminando o disminuyendo su toxicidad, en el caso de los residuos peligrosos.

Todos los tipos de residuos necesitan tratamiento, pero son los residuos peligrosos los que deben atravesar un proceso de mayor cuidado, dado que la mala gestión de los residuos industriales riesgosos puede perjudicar al medio ambiente.

 

Tratamientos de residuos industriales peligrosos

Los principales tratamientos que se aplican a los residuos industriales peligrosos son los siguientes:

Tratamiento de residuos industriales físicos

El residuo es sometido a ciertos procesos físicos, tales como filtrado, centrifugado y decantado, con la finalidad de disminuir su efecto contaminante para el medio ambiente.

Tratamiento de residuos industriales químicos

Los desechos se exponen a la acción de sustancias químicas para suprimir su capacidad contaminante o para ser reutilizados. Algunos procesos químicos son la neutralización.

Tratamiento de residuos industriales biológicos

Para eliminar la peligrosidad de ciertos residuos industriales, éstos deben ser sometidos a una serie de procedimientos, tales como digestiones por la acción de microorganismos y procesos de fermentación, entre otros.

Tratamiento de residuos industriales por incineración y valorización

Los residuos se disponen en incineradoras especializadas. Este suele ser el método más utilizado y eficaz para deshacerse de los residuos tóxicos.

Mediante este proceso se reduce su volumen radicalmente y, adicional a ello, permite generar energía.

Entre los aspectos negativos de este proceso, se encuentran las emisiones de gases y las cenizas que se forman. Ambos suelen ser altamente contaminantes, por lo que no se deben expulsar a la atmósfera ni deben ser vertidos en cualquier sitio.

Tratamiento de residuos industriales vertido

El vertido es una etapa frágil del proceso de tratamiento de residuos industriales peligrosos, debido a que al finalizar dicho proceso es usual que existan materias que se deban depositar en un vertedero para su acumulación.

Durante este proceso, debe velarse para que las aguas subterráneas y superficiales no se contaminen, que no haya emisiones de gases o salida de productos tóxicos y que las aguas de lluvia no entren en el vertido, porque luego tendrían que salir y lo harían cargadas de contaminantes.

 

Ventajas de la gestión de residuos industriales

Una adecuada gestión de residuos industriales es de vital importancia tanto para su aprovechamiento como para su eliminación, dado que genera un mínimo impacto en el medio ambiente.

En el caso de que los residuos sean tratados y se puedan aprovechar o reciclar, se producen una serie de ventajas que resultan muy provechosas. Las ventajas más destacadas son las siguientes:

  • Ventaja ambiental

Una correcta gestión de residuos industriales permite la conservación del medio ambiente y evita la extracción de materia prima nueva, lo que conlleva al ahorro de recursos naturales y, en consecuencia, a la reducción de su evacuación en vertederos.

  • Ventaja económica

Se produce una reducción de costes de elaboración de productos con materiales reciclados, al tiempo que se valorizan los materiales.

  • Ventaja social

Se crean fuentes de empleo de corte medio ambiental, además que se fomenta la implementación de un pensamiento colectivo orientado al cuidado del planeta.

 

La correcta gestión de los residuos industriales no solo permitirá un mejor aprovechamiento de los recursos, sino que además ayudará enormemente a preservar la salud del planeta, dado que favorece la reutilización y el reciclaje, prácticas cada vez más necesarias para proteger al medio ambiente.

SMV Expertos en tratamiento de residuos

961 853 827