SMV

NOTICIAS

¿Qué se hace por el reciclaje en los colegios y cómo se puede implementar?

ideas de reciclaje para los colegios

Enseñar a reciclar a edades tempranas es fundamental para adquirir este hábito en la infancia y practicarlo a lo largo de toda la vida. 

Para ello, es fundamental concienciar a nuestros hijos sobre el respeto al medioambiente, una idea que debemos inculcar en casa y que debe reforzarse gracias a la «educación ambiental» en el colegio.  Es cierto que esta normalmente aborda temas más complejos como el agujero de la capa de ozono o el calentamiento global, pero puede ser más accesible para los niños al tratar cuestiones diarias como el reciclaje. 

De hecho, se estima que el 80% de los materiales utilizados en los centros educativos se puede reciclar. 

¿Qué materiales/objetos se pueden reciclar en el colegio?

  • Papel y cartón. Un material muy utilizado en el colegio y muy sencillo de reciclar.
  • Plásticos y tetrabriks. El uso de plásticos se reduce cada vez más. Aun así, conviene generar espacios donde los más pequeños puedan depositar residuos como tetrabriks de zumos o envases de comida. 

Te puede interesar→ Qué tipos de plásticos se pueden reciclar

  • Tapones de plástico. La recogida de tapones de plástico está muy extendida y en algunos colegios incluso hay contenedores específicos para ello. Generalmente, su recogida suele asociarse a causas solidarias, por lo que los niños se sienten realmente útiles. 
  • Ropa. En algunos colegios también se instalan contenedores de ropa que, después, se dona a alguna asociación o se lleva a puntos de recogida para su reciclaje. 
  • Libros y material escolar. Los libros de texto son «efímeros», ya que solo se utilizan durante un curso escolar. Por eso, cada vez más colegios apuestan por crear «bancos de libros» para su reutilización. De esta forma, las familias ahorran dinero, a la vez que conciencian a los niños sobre la importancia del reciclaje. Respecto a material escolar como bolis, rotuladores o portaminas, se deposita en el contendor amarillo. Por eso, muchos centros educativos disponen de pequeños recipientes amarillos para facilitar su reciclaje. 
  • Juguetes. Las campañas puntuales de recogida de juguetes son otra forma de enseñar reciclaje en el colegio. Esta actividad ayuda a los niños a ser más conscientes de lo que tienen, a empatizar con los demás y a mantener en orden sus cosas. 

Ventajas de enseñar reciclaje a los niños:  

  • Favorece el desarrollo de la conciencia ecológica y el compromiso con el medioambiente.
  • Contribuye a reducir la contaminación y el impacto medioambiental
  • Supone un ahorro económico: si enseñamos reciclaje en el colegio, las familias reutilizan objetos y ahorran dinero. 
  • Educa en valores positivos como la responsabilidad, la empatía o la solidaridad.
  • Inculca buenos hábitos. Entre ellos, mantener el orden o cuidar las cosas para alargar su vida útil. 
  • Puede ser divertido. De hecho, muchas veces los niños ven el reciclaje como un juego.
  • Fomenta la creatividad. Reutilizar materiales para hacer manualidades o crear algo con objetos que parecen “basura” supone un reto creativo para los niños. 

5 ideas de reciclaje en el colegio

Generar un proyecto de reciclaje en el colegio es clave para que los alumnos se conciencien de la importancia de la reutilización, el reciclado y la reducción del consumo de materiales. 

Otras ideas que pueden ayudarte a poner en marcha esta iniciativa son: 

  1. Pon cajetines para reciclar papel 

En los colegios se utiliza mucho papel, así que una buena idea para concienciar sobre el reciclaje es instalar un cajetín en las aulas o en la sala de fotocopias para que los alumnos puedan depositar allí el «papel sucio», que puede utilizarse después para actividades y manualidades. 

  1. Instala papeleras de reciclaje en puntos accesibles

Aprender a reciclar implica convertir este gesto en algo cotidiano. Una idea para que los niños se familiaricen con el reciclaje es utilizar papeleras de colores a imitación de los contendores urbanos para depositar allí sus residuos (azul para el papel, amarilla para el plástico, marrón para residuos orgánicos y biodegradables, etc.). También puedes habilitar otra papelera para residuos que requieren un reciclaje especial como tóneres de impresoras, aparatos electrónicos, pilas, cables, etc. 

Te puede interesar→ Qué tener en cuenta a la hora de reciclar pilas

  1. Visita una planta de reciclaje o un punto limpio 

Muchas veces, la mejor forma de asentar los conocimientos enseñados en el aula es aplicarlos a situaciones prácticas. Por eso, una buena idea para enseñar reciclaje en el colegio es visitar una planta de reciclaje o un punto limpio. De esta forma, los alumnos ampliarán su visión sobre el reciclaje, resolverán sus dudas y podrán ver de primera mano el funcionamiento de estas instalaciones. 

  1. Pon en marcha un programa de compostaje 

El compost es un fertilizante que utiliza como base residuos orgánicos (desechos domésticos, hierbas, etc.). Los colegios con un espacio exterior o con comedor pueden iniciar un programa de compostaje que tendrá como objetivo reducir la cantidad de desperdicios de comida

  1. Crea un huerto con materiales reciclados 

Tener un huerto en el colegio sirve para concienciar a los niños a la vez que aprenden a ser responsables, ya que deben asumir el cuidado de las plantas. Un consejo para aprender técnicas de reciclado es crear macetas con botellas o bricks. Con esta idea, también impulsaremos el que los niños aprovechen las semillas de las frutas que comen, e incluso que utilicen cáscaras de plátanos, manzanas o naranjas como abono natural. 

Ahora solo queda ponerse manos a la obra y ayudar a los más pequeños a aportar su granito de arena en el mundo del reciclaje.

SMV Expertos en tratamiento de residuos

961 853 827