SMV

NOTICIAS

¿Qué se hace con todas las mascarillas quirúrgicas que se desechan?

residuos filtros mascarillas

En los últimos meses, operarios de limpieza y vecinos han denunciado la presencia de mascarillas quirúrgicas tiradas en calles, parques y playas, o rebozando alcantarillas y desagües.

Esto pone de manifiesto la falta de civismo y de concienciación de algunas personas respecto al tratamiento de los materiales desechables utilizados con motivo de la pandemia del COVID-19.

De forma más contundente, miembros de la organización conservacionista Oceans Asia y WWF (World Wide Fund for Nature) han advertido la presencia de miles de mascarillas usadas en las playas del archipiélago de Soko, entre Hong Kong y Lantau.

La pregunta es: ¿Qué debemos hacer con las mascarillas desechables? ¿Es posible reciclar mascarillas en su totalidad o parte de sus componentes? ¿Existen mascarillas biodegradables? ¿Genera un riesgo ambiental? 

Tipos de mascarillas desechables y reutilizables

Mascarillas higiénicas 

Deben desecharse después de un solo uso y se rigen por la especificación UNE 0064-1 (adultos) y UNE 0064-2 (niños).

Mascarillas quirúrgicas 

Son desechables y están recomendadas para personas diagnosticadas con coronavirus porque evitan la transmisión de agentes infecciosos.

Mascarillas autofiltrantes

Se consideran EPI (equipos de protección individual). Algunas están destinadas a los trabajadores sanitarios. Dentro de esta categoría encontramos:

  • Mascarillas FFP1. Su eficacia de filtración es del 78%, por lo que no se recomiendan para sanitarios.
  • Mascarillas FFP2. Poseen una filtración mínima del 92% y están recomendadas para sanitarios.
  • Mascarillas FFP3. Con filtración mínima del 98%, son las más recomendadas para trabajadores médicos, pues su porcentaje de fuga es del 2% como máximo.
  • Mascarillas N95. Son un tipo de mascarillas autofiltrantes con filtración mínima del 95% y avaladas por la OMS.

Si bien el reciclaje de mascarillas de este tipo no está contemplado aún, si forman (muchas de ellas) de los residuos sanitarios que se reciben día a día.

Mascarillas reutilizables 

Las mascarillas reutilizables suelen ser de tela. Son lavables y solo son una opción segura si tienen filtro. Los filtros son una especie de tela que se pone en un bolsillo situado en el interior de la mascarilla. Es fundamental que los filtros se adapten a la normativa UNE-EN 143:2001 y que estén homologados (P2 o P3).

El fabricante debe indicar las horas de uso para garantizar su efectividad, pues el material con el que están fabricados (generalmente carbón activado y varias capas de tela de filtro no tejida) puede degradarse, y entonces la filtración no será efectiva. Lo ideal es aprovechar cada cambio de filtro para lavar la mascarilla de tela, en la lavadora y a una temperatura de 60 °C.

De todas formas, por el momento no existe una política de gestión sobre los residuos de los filtros de las mascarillas.

¿Se pueden reciclar las mascarillas quirúrgicas?

Las mascarillas quirúrgicas son las más recomendadas por las autoridades sanitarias. Sin embargo, su uso es limitado, y no debemos utilizarlas más de 6 – 8 horas, porque, una vez se impregnan del vaho de nuestro aliento y se humedecen, pierden su utilidad.

Puesto que estas mascarillas no puede reutilizarse ni lavarse, debemos sustituirlas frecuentemente, lo que implica generar millones de toneladas de residuos: se estima que 45 millones de personas usan una o dos mascarillas desechables cada día, unos desechos que tienen el riesgo de unirse a los más de ocho millones de toneladas de residuos plásticos vertidos anualmente en los océanos y cuyo impacto en los ecosistemas marinos es altamente negativo.

A priori, esto ya supone un importante reto, y más si queremos reciclar en casa. Pero, existe otro problema: la mayoría de las mascarillas quirúrgicas no están fabricadas con materiales biodegradables, y en su fabricación se utilizan derivados del petróleo que pueden tardar entre 300 y 400 años en descomponerse.

Por este motivo, se buscan alternativas que permitan reciclar mascarillas, teniendo presente que es necesaria una gestión de los residuos que generan tanto las mascarillas en su totalidad como parte de las mismas, como los filtros.

Por ejemplo, la empresa francesa Plaxtil, una vez separadas las mascarillas quirúrgicas de los desechos del resto, pone en cuarentena el material, lo tritura y fabrica soportes para EPIs como pueden ser las pantallas transparentes para la cara.

También se empieza a hablar ya de mascarillas biodegradables. En España, un equipo de investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha diseñado mascarillas fabricadas con nanofibras reutilizables y biodegradables.

Estas mascarillas son lavables, tienen una capacidad de filtración diez veces mayor que los materiales normales, cuentan con la certificación FFP2 y pueden utilizarse durante días. El mismo grupo también desarrolla un modelo de filtro para mascarillas antimicrobianas y biodegradables.

Gestión de residuos: filtros y mascarillas desechables

Todo lo relativo a la gestión de residuos durante la situación de crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19 está regulado por el Ministerio de Sanidad en la Orden SND/271/2020, publicada en el Boletín Oficial del Estado el 22 de marzo.

Las mascarillas quirúrgicas y los filtros de las mascarillas de tela deben depositarse en el contenedor de descarte, que es de color gris o verde según el municipio, preferiblemente dentro de una bolsa independiente, hasta que exista una política de gestión de residuos o la posibilidad de reciclar mascarillas

Los botes gel hidroalcohólico y otros productos desinfectantes deben tratarse como los productos de limpieza del hogar y, por tanto, se tiran en el contenedor amarillo (con el resto de envases) y no es necesario llevarlos al punto SIGRE para el reciclaje de medicamentos, pues no lo son.

Estas indicaciones son diferentes en personas que se encuentren haciendo cuarentena en su domicilio por padecer o haber padecido la COVID-19. Los residuos que están en contacto directo con estas personas o que hayan manipulado, tanto mascarillas como pañuelos o servilletas, deben recogerse en una bolsa situada en esa misma habitación, tal y como ya explicamos en este artículo sobre cómo gestionar los residuos del COVID.

En SMV somos expertos en la recogida, transporte y gestión de todo tipo de residuos. Si buscas una empresa especializada, con experiencia en el sector, o si tienes alguna consulta, contacta con nosotros.

SMV Expertos en tratamiento de residuos

961 853 827