smv

NOTICIAS

¿Cómo es el proceso de reciclaje de cartón?

Reciclaje de cartón

Alrededor del 40% de los residuos que producimos en España son de celulosa, una materia prima que se obtiene a partir de materia vegetal (generalmente de los árboles) y que sirve, entre otras cosas, para fabricar papel y cartón. Las ventajas de ambos materiales son muchas, y una de ellas se su altísima capacidad de reutilización.

Durante el proceso de fabricación del papel se trituran grandes cantidades de celulosa que se someten a diferentes procesos hasta conseguir todas las variedades que encontramos en el mercado. Normalmente el tratamiento de la celulosa incluye el uso de sustancias químicas. La más habitual es el cloro, que permite blanquear el papel. El cartón se hace prensando capas de celulosa más gruesas.

Puesto que su materia prima es la misma, cartón y papel se reciclan juntos. Como ya sabes, debes depositarlos en los contenedores azules. Después, los residuos de papel y cartón se recogen para llevarlos a la planta de reciclaje. Pero, ¿qué ocurre allí? ¿A qué procesos se somete el cartón para que podamos reutilizarlo?

En SMV, como expertos la recogida y gestión integral de residuos en Valencia, procesamos todo tipo de materiales. En este artículo vamos a contarte cómo el proceso del reciclaje de cartón paso a paso.

El proceso de reciclaje de cartón paso a paso

El reciclaje de cartón es uno de los más sencillos y eficientes. De hecho, según la Asociación Española de Fabricantes de Pasta, Papel y Cartón (ASPAPEL), en España recogemos y reciclamos el 71% del papel y cartón, un dato beneficiosos a nivel ambiental y económico.

Cuando el cartón llega a la planta, el primer paso consiste en separar los residuos por tipología y, sobre todo, por grosor. Una vez el cartón está clasificado se compactan en unos bloques o balas que facilitan su almacenaje.

Después, el cartón se somete a un proceso de “plastificación” en el que se le añaden diferentes sustancias con dos objetivos:

  • El primero, intentar separar y recuperar el máximo número de fibras de papel “puras”.
  • El segundo segundo, eliminar sustancias como pegamentos, grapas, tinta, etc.

Este proceso de centrifugado/triturado se hace dentro en una máquina que se llama pulper. El objetivo es conseguir una especie de “pasta” que, después, se calienta y se amasa en en una batidora industrial. En este proceso el cartón pasa por una trituradora y por diferentes filtros en los que pierde el metal, la tinta o el plástico adherido.

Cuando la pasta de cartón y papel está completamente lavada y libre de contaminantes, las fibras resultantes se separan por longitud. La celulosa corta tiene un porcentaje de reutilización menor, ya que únicamente se usan para imprimir periódicos. La celulosa larga se emplea para fabricar cartón, packaging, cajas, folios, etc.

Para acabar, la pasta de papel se introduce en una máquina donde se afina, se prensa, se seca y se bobina hasta obtener diferentes calidades. Si el proceso se repite varias veces, obtendremos una masa cada vez más fina y parecida al papel original aunque con algunas impurezas.

¿Para qué usamos el papel reciclado?

Ahora que ya sabes cómo es el proceso de reciclaje del cartón paso a paso, es posible que te preguntes para qué usamos esta materia una vez reciclada.  Uno de los usos más habituales del cartón reciclado es la fabricación de cajas y material de embalaje. También se emplea para fabricar los tubos de cartón del papel higiénico, el papel del cocina, etc.

Debido a sus propiedades aislantes, el cartón reciclado puede usarse en construcción, siendo habitual para elaborar paneles de revestimiento de paredes y techos. Otro de los usos del cartón reciclado es la fabricación de bolsas y papel para envolver.

Beneficios de reciclar cartón con SMV

Reciclar cartón es muy beneficioso para el medioambiente. Puede reciclarse hasta siete veces y se calcula que por cada tonelada de cartón se obtienen prácticamente 900 Kg. de cartón reciclado, por lo que las pérdidas son mínimas. El ahorro de petróleo supera los 140 litros, y el de agua supera los 50.000.  La energía que podemos ahorrar haciendo cartón reciclado en lugar de cartón “nuevo” supera los 4.000 KW/h. 

Además, por cada tonelada de cartón reciclado liberamos dos metros cúbicos de los vertederos, evitamos la emisión de 900 Kg. de dióxido de carbono y nos ahorramos, como mínimo, la tala de 12 árboles o el uso de 4 metros cúbicos de madera natural.

El reciclaje de cartón es sinónimo de ahorro de recursos y energía. Si buscas una empresa que se encargue de la recogida, transporte y gestión del cartón de tu empresa, contacta con nosotros. En SMV contamos con los profesionales más cualificados y cumplimos con la normativa vigente para la recogida, transporte y tratamiento de residuos. ¡Llámanos!

SMV Expertos en tratamiento de residuos

961 853 827