smv

NOTICIAS

Contenedor de basura naranja: ¿qué tirar?

Qué tirar en el contenedor de basura naranja

En nuestras ciudades, pueblos y barrios encontramos varios contenedores. Identificables por su color, el objetivo de estos contenedores es separar los diferentes tipos de residuos para su posterior tratamiento en las plantas de reciclaje. Por decirlo de manera sencilla cada color representa un tipo de material, algo útil y cómodo.

Aún así, y pese a su innegable utilidad, la clasificación de los residuos en los diferentes contenedores puede generar confusión ya que a veces no tenemos claro cuáles son los diferentes tipos de contenedores de residuos, y qué debemos depositar en cada uno de ellos.

¿Qué puedo depositar en cada contenedor?

Antes de explicar para qué sirve el contenedor de basura naranja, haremos un repaso rápido de los residuos que podemos dejar en cada contenedor.

Contenedores habituales

  • Contenedor amarillo. Destinado a envases plástico (botellas de agua, de refrescos, etc.) y envases metálicos (latas de conservas, latas de refrescos, sprays metálicos de cosmética como la laca o el desodorante, etc.).
  • Contenedor azul. Para residuos de papel y cartón limpios. El contenedor azul es uno de los más utilizados, ya que identificar este tipo de residuos nos resulta relativamente fácil. En su mayoría es papel usado (libretas, folios, revistas, periódicos, papel de regalo, etc.) y embalajes (cajas de galletas, zapatos, cereales, etc.). En este contendor no debemos dejar papeles plastificados, manchados o con restos orgánicos (por ejemplo la caja de una pizza).
  • Contenedor verde. En él podemos depositar residuos de cristal (no de vidrio). Este contenedor es el más reconocible y uno de los más extendidos. También de los más usados. En él podemos dejar botellas, tarros de conservas o frascos de perfume.
  • Contenedor marrón. Aunque no está disponible en muchas ciudades, este contenedor está destinado a almacenar residuos orgánicos, fundamentalmente restos de comida con los que se fabricará compost y biomasa. En lugares donde no hay contenedor marrón la materia orgánica se deposita en el contenedor gris/verde oscuro.
  • Contenedor gris/verde oscuro. El contenedor gris se destina a la la basura general, es decir, a aquella que no podemos depositar en otros contenedores o que no puede reciclarse. En este contenedor podemos depositar, por ejemplo, pañales, cerámica, corcho, vidrios, etc.

Contenedores especiales

Estos contenedores son menos habituales y se usan para residuos concretos. Entre ellos se encuentran el contenedor de basura naranja, el rojo y el blanco.

Contenedor naranja

Los contenedores de basura naranja sirven para depositar el aceite de origen doméstico que usamos para cocinar y que se reutilizará para fabricar biodiésel. El aceite usado no se vierte directamente en el contenedor, sino que antes debemos depositarlo en un envase de plástico. En poblaciones que no tienen el contenedor naranja el aceite usado puede depositarse en un punto limpio. Pero siempre es importante la recogida de aceite usado.

Contenedor rojo

El contenedor rojo se usa para depositar residuos tóxicos y/o peligrosos, por lo que no es habitual encontrarlo en nuestras calles. En él se dejan, entre otros, los residuos sanitarios. Estos residuos deben ser recogidos, transportados y tratados por empresas especializadas como la nuestra.

Contenedor blanco

En algunas farmacias encontramos pequeños contenedores blancos, llamados puntos SIGRE. En ellos únicamente podemos depositar medicamentos caducados o que no usemos. Debemos introducirlos en su envase original y con su prospecto para facilitar su reciclaje.

¿Puedo depositar cualquier aceite en el contenedor de basura naranja?

En el contenedor de basura naranja solo puedes depositar aceite usado doméstico, es decir, aquel que utilizas en la cocina. No puedes tirar aceite de vehículos o motos, maquinaria, etc.

¿Cómo se recicla el aceite? ¿Para qué se usa?

El tamaño y la forma de los contenedores naranjas cambia, pero en todos los casos el aceite debe depositarse embotellado. Actualmente existen diversos utensilios para ayudarnos. De hecho, incluso existen embudos específicos que puedes encontrar en tiendas de menaje del hogar y en Ayuntamientos y que se enroscan directamente en las botellas de plástico.

Una vez en la planta de reciclaje, el aceite se vierte en contenedores donde se eliminan el agua, los aditivos, los metales pesados y otros sedimentos con el fin de obtener una “base lubricante” para crear un nuevo aceite. Debido al uso de sustancias químicas, el aceite reciclado no se usa en alimentación. Se destinará a la fabricación de biodiésel y de otros productos como betún asfáltico, telas impermeabilizantes, asfalto para carreras, pintura, tinta o fertilizantes.

¿Por qué es importante reciclar el aceite?

El aceite es uno de los pocos productos que puede reciclarse al 100%. No debe tirarse nunca por el fregadero o por el baño, ya que provoca atascos en las tuberías. Además, si lo tiramos ahí, tanto el aceite como los restos que orgánicos que lleve acabarán en el agua, siendo un importante fuente de contaminación.

En caso de duda acerca de dónde depositar un residuo, la recomendación es arrojarlo al contenedor de restos orgánicos (gris) para no entorpecer la labor del reciclaje. Sin embargo, el aceite es muy identificable y fácil de reciclar. Busca el contenedor de basura naranja más cercano o infórmate sobre otras opciones para reciclar aceite en tu localidad.

En SMV nos hacemos cargo de la recogida y tratamiento del aceite usado en hostelería y que no se deposita en el contenedor naranja. Si éste es tu caso, contacta con nosotros.

SMV Expertos en tratamiento de residuos

961 853 827