smv

NOTICIAS

8 errores frecuentes que cometemos al reciclar

Errores comunes al reciclar

¿En qué contenedor debemos tirar los envases de cartón cuando pedimos comida a domicilio? ¿Cómo debemos reciclar las cápsulas de café? ¿Y los tetrabricks? ¿Dónde se reciclan las bombillas y vajillas rotas? Desde SMV respondemos a estas y otras preguntas para evitar un mal reciclaje.

Errores al reciclar: matices en cada tipo de contenedor

Los primeros pasos sobre reciclaje son claros: existen cinco contenedores de reciclaje con cinco colores diferentes (gris, amarillo, azul, verde y marrón), en los que los residuos se clasifican según su composición. Dentro del contenedor gris depositaremos la basura general; en el amarillo los envases y plásticos; en el azul los papeles y cartones; en el verde los vidrios, y en el marrón los residuos orgánicos.

Hasta aquí, todo claro. El problema se produce con aquellos residuos que pueden conducir a error. Por ejemplo, tanto los juguetes como los biberones y chupetes o los utensilios de cocina ya utilizados, a pesar de estas fabricados mayoritariamente con plástico, no deben depositarse en el contenedor amarillo, sino en el gris.

Respecto al contenedor azul, no debemos dejar en él envases de zumo o de leche porque, a pesar de tener una apariencia de cartón, en su interior están impermeabilizado con aluminio; por lo que deben depositarse en el contenedor amarillo destinado a plásticos y envases. Tampoco debemos tirar al contenedor azul papeles sucios o pañales: tendremos que hacerlo en el contenedor de residuos orgánicos.

Aunque en menor medida, también es relativamente habitual cometer errores al reciclar en el contenedor verde, destinado al cristal y al vidrio. Las bombillas, pese a ser en gran parte de este material, no deben depositarse en este contenedor, al igual que ocurre con espejos, cerámicas y vajillas. Todos estos residuos debemos llevarlos a un punto limpio.

Errores comunes a la hora de reciclar que solemos hacer

Tirar los vasos de café para llevar en el contenedor amarillo

Cada día es más habitual pedir café para llevar que nos sirven en un cómodo vaso con tapa de plástico. El primer impulso es tirarlo al contenedor amarillo, pero no debemos hacerlo. ¿El motivo? Muchos de estos vasos están recubiertos con plástico de polietileno, lo que hace prácticamente imposible su reciclaje.

¿Existe alguna excepción? Posiblemente sí. Para ello, debes buscar en estos vasos el símbolo de RIC, que aparecerá dentro de un triángulo con las puntas redondeadas. Si el número que aparece en el interior es el 7 y la letra la O, el vaso no se puede reciclar.

Dejar las cajas de pizza en el contenedor azul

Otro claro ejemplo de mal reciclaje. Es cierto que las pizzas para llevar se sirven en envases de cartón. Sin embargo, en el transporte desde el restaurante hasta nuestra casa, este cartón puede marcharse con restos orgánicos y de aceite. Los restos orgánicos son un grave contaminante en las plantas de reciclaje de papel y cartón, por lo que debes tirar estos cartones directamente al contenedor de basura gris.

Tirar el papel de aluminio en el contenedor gris

Muchas veces no sabemos cómo clasificar el papel de aluminio y terminamos dejándolo en la bolsa de la basura general. Sin embargo, el papel de aluminio es 100% reciclable y puede usarse tantas veces como queramos.

Lo mejor es aclararlo con agua para eliminar restos y depositarlo en el contenedor de envases; es decir, en el amarillo.

Depositar las cápsulas de café en el contenedor amarillo

En este caso ocurre al contrario. Estas cápsulas son de aluminio pero, como no pueden separarse completamente del café (siempre quedará la parte orgánica), no podemos tratarlas como envases para su reciclaje. Deben ir al contenedor gris.

Tirar los vasos o platos rotos al contenedor verde

El problema de tirar vasos o platos rotos al contenedor verde es puramente técnico: las botellas que habitualmente tiramos en este contenedor son de vidrio, mientras que los platos y vasos son de cristal. Estos materiales, aunque similares, tienen composición diferente. El vidrio es orgánico, duro, frágil, transparente y amorfo, y está compuesto por sílice, carbonato de socio y caliza fusionado a 1.500 grados. El cristal, por su parte, contiene óxido de plomo, que le otorga su peculiar sonido y brillo. Como no pueden ser fundidos en los mismos hornos, mezclar vidrio y cristal es hacer un mal reciclaje.

En el contenedor verde podemos depositar botellas, tarros de alimentos, frascos de colonia o perfumes y frascos de cosméticos. Los cristales de vasos y platos y las bombillas convencionales deben ir al contenedor gris. Las bombillas de bajo consumo, los espejos y los tubos fluorescentes, al punto limpio.

Tirar los corchos en el contenedor gris

Muchas veces no sabemos qué hacer con los corchos de las botellas de vino. Tenemos dos opciones, y ninguna es depositarla en el contenedor gris como se hace habitualmente:

  • Si el tapón es 100% de corcho debe ir al contenedor marrón.
  •  Si el tapón es de plástico total o parcialmente, debe ir al contenedor amarillo; al igual que las chapas de las botellas.

Depositar los pañales y servilletas usadas en el contenedor azul

Otro de los errores de reciclaje comunes: tirar pañuelos o servilletas de papel en el contenedor azul. La suciedad no se extrae bien de ellas, así que lo correcto es tirarlas al contenedor gris o al marrón (en este caso, siempre que no estén manchados por sustancias contaminantes).

Los pañales debemos tirarlos en el contenedor gris, igual que las compresas y tampones.

Depositar los productos clasificados en bolsas de plástico

Muchas personas utilizan bolsas de plástico para seleccionar los residuos en su casa, pero después tiran estas mismas bolsas al contenedor azul o verde. Las bolsas de plástico suponen un grave problema para las plantas de reciclaje porque pueden engancharse en la maquinaria. ¿Nuestro consejo? Prescindir de ellas por completo.

Está claro que nuestra intención al reciclar siempre es buena, pues queremos contribuir a mejorar el medioambiente. Pero si no lo hacemos de manera correcta, podemos llegar a entorpecer el proceso de selección de residuos en las plantas de reciclaje.

En SMV contamos con los servicios más adecuados para atender todas las necesidades de reciclaje, por lo que no dudes en contactarnos en materia de recogida y transporte de residuos. Ajustamos nuestros servicios a los marcos legales, económicos y sociales establecidos.

SMV Expertos en tratamiento de residuos

961 853 827