smv

NOTICIAS

¿Qué se recicla en los puntos limpios?

¿Qué se recicla en los puntos limpios?

Seguro que alguna vez has tenido que deshacerte de electrodomésticos antiguos, botes de pintura o restos de madera y no has sabido dónde dejarlos para su reutilización o reciclaje. De hecho, estos tres tipos de residuos no pueden depositarse en ninguno de los contenedores que encontramos en nuestra ciudad. Entonces, ¿qué hacemos con ellos? ¿Existe un lugar para dejarlos de forma segura?

El espacio donde podemos colocar éstos y otros residuos son los “puntos limpios”, instalaciones de uso libre y gratuito equipadas con diferentes tipos de contenedores en los que podemos depositar aquellos materiales que, de forma habitual, no somos capaces de reciclar.

¿Qué es un punto limpio?

Los puntos limpios son instalaciones, generalmente de gestión municipal, donde podemos dejar residuos de gran tamaño o de composición tóxica que no debemos mezclar con la basura “habitual”.

Según la Unión Europea, los puntos limpios son una herramienta fundamental para cumplir la Estrategia Europea de Economía Circular que establece que, en 2035, deben reutilizarse o reciclarse hasta un 10% de los residuos destinados a vertederos.

Actualmente algunos puntos limpios también se consideran “centros de interpretación” en los que se realizan acciones de prevención, formación y concienciación sobre reciclaje y medioambiente.

¿Existen diferentes tipos de puntos limpios?

Actualmente existen tres tipos de puntos limpios:

Puntos limpios fijos

Se encuentran en las afueras de los municipios. Son de gran tamaño y permiten reciclar residuos de diverso origen. Algunos, concebidos para poblaciones de más de 10.000 habitantes, incluso disponen de un muelle de descarga para volcar los residuos en contenedores situados en un nivel inferior.

Los puntos limpios más comunes en España, sin embargo, están diseñados para  municipios de entre 2.000 y 10.000 personas y equipados con una valla perimetral para impedir la entrada fuera del horario marcado. También tienen suelo pavimentado para la entrada de vehículos particulares y pesados. Estos puntos limpios disponen de área cubierta para la gestión de residuos peligrosos y de contenedores para escombros, podas, muebles, RAEE’s y cartonaje.

Puntos limpios de barrio

También llamados “mini puntos limpios”, son los que están más cerca de los usuarios. Debido a su tamaño limitado, no aportan los mismos servicios que los puntos limpios fijos normales. Generalmente disponen de entre dos y cuatro contenedores y permiten recoger enseres voluminosos, RCD’s (residuos de construcción y demolición) y/o restos de podas.

Puntos limpios móviles

Este concepto hace referencia a una serie de vehículos equipados con diferentes tipos de contenedores para la recogida de residuos en poblaciones pequeñas o sin un punto limpio fijo. Normalmente los puntos limpios móviles dan servicio a varios municipios, con las ventajas que eso supone a nivel económico para Ayuntamientos y Comarcas. Su principal desventaja es que los ciudadanos deben ceñirse a un calendario y a un horario para su uso.

¿Qué residuos van al punto limpio?

No todos los puntos limpios aceptan el mismo tipo de residuos. Si tienes dudas, antes de acercarte a uno de ellos te recomendamos llamar por teléfono o solicitar información en tu Ayuntamiento. En el Buscador de Puntos Limpios de la OCU encontrarás tu punto limpio más cercano.

De forma genérica, los puntos limpios sólo admiten residuos generados por particulares y no de origen industrial. Estos residuos son

  • Pilas y baterías
  • Electrodomésticos.
  • Teléfonos móviles.
  • Material electrónico e informático.
  • Restos de pintura, barnices, etc.
  • Aceite de cocina (en municipios donde no hay contenedores naranjas)
  • Aceite de motor.
  • Lámparas fluorescentes.
  • Bombillas.
  • Tubos halógenos.
  • Espejos.
  • Productos químicos.
  • Aerosoles.
  • Muebles.
  • Enseres de cocina (sartenes, vajillas, etc.).
  • Colchones.
  • Calzado.
  • Objetos voluminosos.
  • Juguetes viejos.
  • Ropa y textil.
  • Maderas.
  • Restos de podas.
  • Escombros.
  • Chatarra

¿Qué residuos no van al punto limpio?

Algunos de los materiales que no se admiten en los puntos limpios son:

  • Residuos orgánicos.
  • Residuos infecciosos.
  • Residuos o materiales explosivos.
  • Neumáticos.
  • Residuos radiactivos.
  • Residuos derivados de la actividad industrial, independientemente del sector.
  • Residuos sin identificar o sin segregar (por ejemplo una caja o un contenedor con basura de todo tipo).

¿Qué normas deben cumplir los puntos limpios?

Se calcula que actualmente existen en España 1.739 puntos limpios fijos y 189 móviles. La media de puntos limpios es de 1 por cada 25.000 habitantes. Todos ellos deben:

  • Ser lugares de fácil acceso y estar bien señalizados.
  • Tener sus instalaciones limpias, ordenadas y en buen estado.
  • Disponer de personal técnico cualificado para asesorar a los usuarios sobre la disposición de instalaciones y contenedores.
  • Ceñirse única y exclusivamente a la recogida de residuos domésticos.
  • Adaptarse a la normativa RAEE de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos, recogida en el Real Decreto 110/2015. Este tipo de electrodomésticos deben contar con una zona específica de almacenamiento techada y con suelo impermeabilizado. Además, los usuarios deben informar a los técnicos sobre el funcionamiento o no de los aparatos eléctricos de cara a una posible reutilización.

¿Cómo se gestionan los residuos de los puntos limpios?

Los puntos limpios pueden ser gestionados directamente por los Ayuntamientos (el municipio se da de alta como productor de residuos peligrosos) o a través de la contratación de los servicios de una empresa según la legislación vigente (RDL 3/2011 sobre  la Ley de Contratos del Sector Público).

Generalmente los Ayuntamientos eligen la segunda opción y los residuos recogidos en el punto limpio se seleccionan y se trasladan a plantas e instalaciones de reciclaje. Cuando se trata de residuos tóxicos, la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio correspondiente puede asumir dicha responsabilidad.

SMV es una de las empresas de valorización de residuos más reconocidas del sector. Disponemos de un stock de contenedores y auto-compactadores, y de todos los permisos para la recogida y el transporte de colchones, residuos peligrosos, residuos electrónicos, aceite usado, etc.

Si buscas una empresa para asumir la gestión del punto limpio de tu localidad, contacta con nosotros.

SMV Expertos en tratamiento de residuos

961 853 827